Compresas de calor y frio

Las lesiones ocurren todo el tiempo, pero esguinces, golpes y tirones musculares no van a estar por mucho tiempo si usted tiene una compresa fría y caliente en sus manos. Si requiere calor, simplemente hay que ponerlo con agua hirviendo durante unos minutos o ponerlo en el congelador si lo prefiere fría. Estos pueden contener una de aproximadamente 18 oz de líquido. Este es un promocional útil y diferente para deportistas o personas que les efectúan actividad física con frecuencia.